Cabo de Gata con niños

cabo-de-gata-apartamento.png

Cabo de Gata es un lugar ideal para ir de vacaciones con los peques. Nosotros (Oriol, Marta y Álex de tres años recién cumplidos) hemos estado este verano y nos ha encantado. Puede que nuestra experiencia os ayude a programar vuestra estancia en este paraje que, podríamos decir, es la suma de Marte y playas de aguas cristalinas. Vamos con unas recomendaciones:

La mejor combinación para ir de vacaciones a Cabo de Gata con niños es apartamento + coche + nevera de playa.

Sus playas, lo mejor del lugar. Los pueblecitos viven del turismo por lo que son un enjambre de restaurantes y tenderetes con pulseritas. Quizás el casco antiguo de Níjar es lo único que mantiene el encanto del sur y es muy recomendable visitar el centro histórico de Almería.

 cabo-de-gata-desde-apartamento.png

Dormíamos en un apartamento pequeño y muy bien equipado en Albaricoques (Albaricoques Rural), una población a pocos kilómetros de San José, dentro del mismo parque natural de Cabo de Gata. Nos atendieron de maravilla y las vistas son espectaculares. Son un total de siete miniaprtamentos, todos con terracita donde poder contemplar el ocaso y ver brillar el mar de plástico (está cerca de la zona de invernaderos). Os lo recomendamos, aunque debéis tener en cuenta que la casita solo tiene una habitación con cama doble y que los niños duermen en camas supletorias plegables. Durante nuestra estancia había muchos matrimonios con niños, todo era muy familiar.

Albaricoques era nuestro campamento base y desde allí cada mañana decidiamos qué playa visitábamos.

cabo-de-gata-1-algarrobico.png

Hay playas para todos los gustos, casi todas rústicas (sin urbanizar) lo que es un lujo aún en España. Y cuando digo ‘rústicas’ quiero decir alejada de núcleos urbanos, sin chiringuitos, ni duchas, ni vigilantes, ni zonas de aparcamiento. Muchas solo se accede a pie, tras un ratito de caminata. Por esta razón es indispensable ir siempre con una nevera llena de bebidas fresquitas.

Como nuestro peque no es de mucho andar, estuvimos en playas donde se accedía fácilmente en coche. Aquí tenéis una breve descripción de las que más nos gustaron:

Playa del Algarrobico

cabo-de-gata-3-algarrobico

Nos encantó. Es una de las primeras playas del parque natural (dirección Mojácar) y la conoceréis por el monstruoso hotel que construyeron y deben demoler por ser totalmente ilegal. Parece un edificio fantasma… pero no le quita encanto al lugar. Es de arena fina y oscura, tipo volcánica, gravilla y piedra. Totalmente accesible con el coche pero por pista de arena. Es bastante ancha y larga, así que la poca gente que hay no se molesta. Ideal para que los peques hagan castillos de arena, pero si hace viento de levante las olas son enormes. No está vigilada ni cuenta con tiendas de suministros.

 Carboneras

Esta sí es playa urbana, por lo que disponen de duchas y muchos restaurantes. La arena es entre fina y gravilla de color muy claro. Nosotros estuvimos muy tranquilos, pero tiene pinta de llenarse hasta los topes aún siendo muy ancha. Sus aguas cristalinas nos dejaron asombrados. Tiene el fondo rocoso, por lo que mejor usar escarpines.

cabo-de-gata-4-carboneras.png

 Playa de la Almadraba

Es la playa donde nos encontramos más a gusto. Es la continuación de la playa de la misma población de Cabo de Gata y se extiende hasta el faro. Se trata de la fina lengua de arena que separa las salinas del mar, ¡donde puedes avistar flamencos y otras aves de lo más curiosas! Solo hay servicios en las zonas cercanas al pueblo de Cabo de Gata y al de Almadraba, el resto es solo playa. Su arena es gruesa, por lo que se limpia fácilmente pero impide construir castillos de arena. Recomendamos usar chanclas o otro tipo de calzado náutico para acceder al agua porque hay una lengua rocosa, pero no es punzante ni nada. Además, no cubre de entrada. Su agua es muy transparente y es tan larga que solo se acumula la gente cerca del núcleo urbano.

cabo-de-gata-6-almadraba.png

Los Genoveses

Es una playa muy bonita en forma de mini golfo y con pequeñas dunas. Para los lugareños es uno de los tesoros de la región y la promocionan mucho. Debes pagar para acceder en coche 5 euros (todo el día). Su arena es fina y no cubre, por lo que es ideal para los más pequeños. Lo único malo, demasiada gente y nada que envidiar al resto de playas. No tiene servicios. Nosotros coincidimos con un día de mucha alga. Si os pasa… buscad la zona cerca a las rocas, allí hay mucha menos.

cabo-de-gata-8-genoveses.png

Playazo

Se trata de una playa rústica no muy grande, recogida entre dos zonas rocosas (una de ellas con una fortificación). Es una playa bonita de arena fina dorada, palmeras y polvo, que no cubre hasta haber caminado muchos metros. Si sopla viento, ni os acerquéis que la arena vuela. Nuestro hijo Àlex no quiso ni bañarse, se refugió bajo un pareo hasta que nos marchamos. Sentíamos como minialfileres clavándose por todas partes. Una pena porque es realmente bonita y si el tiempo acompaña puedes caminar por las rocas hasta las calas más cercanas.

 Recomendación: si sopla viento, cosa habitual, mejor decantaros por una playa de piedras.

cabo-de-gata-2-algarrobico.png

¿Y dónde comer? Pues nosotros somos mucho de comer en la playa nuestra propia comida (es lo bueno de estar en un apartamento) pero os podemos recomendar dos restaurantes que nos gustaron por precio y calidad.

En San José repetimos dos noches la pizzeria Rione Trastrevere al lado del puerto. Son un poco lentos por lo que mejor ir a las 9 en punto. Pero vale la pena; las pizzas están riquísimas y el trato es cercano.

cabo-de-gata-5-almadraba

 En Las Negras cenamos en la misma playa, entre las barcas. Fue realmente bonito y comimos pescadito frito buenísimo en Las Barcas (no podía tener otro nombre). Las raciones son enormes, así que cuidado con lo que pedís.

Para ir terminando solo me gustaría daros algunos consejos que creo os harán más fáciles las vacaciones en Cabo de Gata:

  • No olvides llevar nevera de playa con agua fresca dado que en la mayoría de playas no hay suministros.
  • Si lleváis sombrilla, cuidado con el viento.
  • Importante llevar escarpines para poder acceder a calas cercanas a las grandes playas o bien acceder a playas con entradas rocosas.
  • Como no hay duchas, nosotros llenábamos una garrafa de agua grande y la cargábamos en el maletero para poder asearnos un poco antes de subir al coche si la playa era de arena fina.
  • Los días de viento, mejor ir a playas de gravilla o piedra.

Ahora solo falta… planificar el verano que viene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s