5 consejos para que tu bebe duerma mejor

DSC_1169

El equipo Dibambu sumamos tres pequeños trastines y podemos asegurar que en el tema de dormir cada uno es un mundo.

Hablar del sueño de los bebés da para mucho, unos se despiertan tanto que los padres son pandas constantes y en cambio otros duermen tan tranquilamente que te preocupa que sigan respirando… algunos pasan por ambas fases intermitentemente, sin orden alguno y sin pinta de tener fin.

Cuando son bebés se entiende. Llevan nueve meses allí dentro, tan tranquilitos ellos. Durmiendo, comiendo y moviéndose a su antojo y de repente miles de estímulos, colores y ruiditos que inundan su pequeño mundo.

DSC_0661

Luego llegan los famosos “que no se malacostumbre”. Que no se malacostumbre a tener pecho cuando quiere, que no se malacostumbre a tener mimos cuando quiere, que no se malacostumbre a dormir con vosotros siempre….y podríamos seguir. A todas las mamis nos llega el momento en que parece que todo el mundo sabe lo que tienes que hacer, y lo que no, con tu pequeño. Intenta no hacer caso siempre. Al final, te das cuenta de que todo el mundo hace lo que buenamente puede, así que a disfrutar del momento que piano piano todo llega y todo pasa.

Y para que llegue y pase más rápido, compartimos con vosotros los truquillos que más nos han ayudado:

  1. Rutinas: Ya se que esto todo el mundo lo dice pero es que es mano de santo. Hacer lo mismo y a la misma hora ayuda a nuestros pequeños a sentirse seguros y a conciliar el sueño con más facilidad.
  2. Ambiente apropiado: Una luz tenue, ayuda a crear un ambiente relajado. Yo utilizo una tortuguita (tranquil turtle) que proyecta luz y el sonido del mar, es genial!.
  3. Cuento o Nana: la hora de dormir es un buen momento para crear vinculo con nuestro bebé, y cantarles o explicarles cuentos ayuda a relajarlos y a pasar tiempo de calidad con ellos.
  4. Mantita o muñequito: Tener un objeto que asocien a dormir nos ha servido para que asocien el objeto con la hora de acostarse. Yo utilizo una mantita azul que le encanta, eso si, he comprado tres más iguales por si hay alguna emergencia.
  5. Ir a la cama temprano: Es importante empezar temprano para que tenga las horas suficiente de sueño y de paso tener más tiempo para poder disfrutar en pareja de una buena serie 🙂 o de una cenita sin el bebé a cuestas.

Yo decidí, a los 6 meses de Iago, que había llegado el momento de dormir en su habitación. Esa que con taaanto mimo habíamos preparado antes de que llegase. Primero probé con las siestas y yeah! Funcionó! Luego llegaron las noches, y la primera de diez! Ni nos lo creímos. Y le siguieron algunas bien, otras no tan bien, resulta que a Iago lo de dormir solo le parece bien, a veces! Otras se incorpora, vocifera un “Naaaahhhh” y, o vas rapidíto a cogerlo en brazos, o en breve tendrás a los vecinos en tu puerta por la serenata que les ha dedicado a esas horas.

Yo en eso tengo mucha suerte. Primero, las noches buenas ganan de calle a las malas y segundo, el de la paciencia nocturna de brazos y nanas es el padre…. Bien!

Ahora os diré que cada vez que oigo a alguien decir “Hoy he dormido como un bebé” con esa sonrisa tan blanca, esa cara de descansado y esa enérgica voz de que se va a comer el mundo pienso en invitarle a casa en una de las grandes noches de Iago …y dudará de la frase, del autor y de que nunca hubiese tenido un bebé durmiendo a su lado toda la noche…:$

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s